boletín informativo

pregúntale a la doctora políticas y legislación

inicio

conoce a la doctora recursos en línea   publicaciones     guía práctica
 

 

NOTICIAS Y EVENTOS

Grupos de Apoyo - Próximas fechas 2011

Guía práctica para una lactancia exitosa

Participa en el Blog de la Dra. Parrilla

 

draparrilla.com

  

Superando las Barreras para la Lactancia Después de una Cesárea

Por: Ana M. Parrilla Rodríguez, MD, MPH, FABM

La tasa de cesáreas ha aumentado consistentemente en muchos países del mundo causando una preocupación a nivel global. Según la Organización Mundial de la Salud la tasa de cesáreas de un país no debe exceder del 15%. La evidencia científica señala que tasas mayores de este número hacen más daño que bien para la salud de las madres y los niños. En Puerto Rico la tasa de cesáreas es de 49.2%, la más alta en el mundo, o sea 1 de cada 2 mujeres en nuestro país tiene a su hijo por una operación cesárea. Se estima que más de dos terceras partes de esta cesáreas son innecesarias. Las razones para esto son materia de otra discusión. Mencionaremos sin embargo los riesgos asociados a estas cesáreas innecesarias tanto para la madre como para el bebé.

Riesgos de una cesárea innecesaria para la madre y su bebé

Las cesáreas aumentan el riesgo de muerte materna 5 a 7 veces, provocan un aumento de 2% en el daño a la vejiga, útero y vasos sanguíneos, 1 de cada 10 madres tiene dificultades con las actividades normales dos meses después de las cesáreas, y el 25% reportan dolor como el problema mayor. Varios estudios han reportado un riesgo de hospitalización 2x mayor, una necesidad mayor de transfusiones debido a hemorragias, accidentes por anestesia, aumenta el riesgo de coágulos en las extremidades inferiores, embolia pulmonar, parálisis intestinal e infecciones. A largo plazo se ha observado dolor pélvico, dolor durante las relaciones sexuales y problemas intestinales. La literatura científica señala que muchas madres después de una cesárea experimentan emociones negativas, baja estima, sensación de fracaso, pérdida de control, Síndrome de estrés postraumático, miedo y ansiedad.

El bebé por otro lado tiene 50% mayor probabilidad de tener Apgar bajos, 5 veces más riesgo de requerir asistencia para respirar y 5 veces más de ser admitido a NICU por problemas respiratorios. El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) así como otros autores y organizaciones han asociado las cesáreas y las inducciones indiscriminadas a una mayor incidencia de prematurez iatrogénica (o sea causada por el médico). Los problemas que nos competen en este artículo y que discutiremos más adelante son el hecho de que los bebés nacidos por cesárea tiene una menor probabilidad de ser amamantados y problemas para el desarrollo del apego entre infante-madre.

Como Evitarse una cesárea

Debido al impacto negativo que tiene la cesárea en la salud de la madre y su hijo, como parte del proceso de preparación para el parto y la lactancia las parejas deben educarse sobre cómo evitarse una cesárea. Entre las estrategias que se recomiendan se encuentran: educarse leyendo, preparar un plan de parto, entrevistarse con varios proveedores de cuidado del embarazo y el parto (obstetras, parteras) que realmente apoyen el parto humanizado y natural, conocer los derechos como mujer embarazada, contratar una doula, e investigar  los riesgos y beneficios de todas las intervenciones médicas. Se recomienda además, si se tuvo una cesárea anteriormente, intentar un parto vaginal después de una cesárea (VBAC). 

Durante el trabajo de parto se recomienda: quedarse en su casa el mayor tiempo posible, caminar y cambiar de posición frecuentemente, y continuar comiendo y bebiendo ligeramente. Es importante evitar la inducción o aumentación con pitocina o misoprostol (Cytotec) ya que la inducción aumenta el riesgo de cesárea de 2 a 3 veces. También se recomienda que se limiten los exámenes vaginales a menos que estén verdaderamente médicamente indicados y evitar el uso de la anestesia epidural. La mujer de parto debe pedir que le hagan monitoreo fetal intermitente, evitando el monitoreo fetal continuo. Y, no menos importante, debe confiar en sus instintos, creer en ella y aceptar la responsabilidad por sus peticiones y sus decisiones.

¿Cómo lograr el inicio de la lactancia luego de una cesárea?

Las mujeres a las que se les hace una cesárea tienen 36% menos probabilidad de lactar a sus recién nacidos que las mujeres que tienen un parto vaginal. Esto se debe a muchos factores incluyendo la separación de la madre y el bebé, el retraso en iniciar la lactancia, la poca ayuda del personal hospitalario, la introducción de mamaderas y biberones, dolor y dificultad de movimiento, entre otros. Si la cesárea no era esperada todas esta barreras se acrecientan y se unen al sentimiento de frustración e incapacidad que la madre desarrolla. Todas estas condiciones socavan la confianza y el deseo de la madre para darle el pecho a su infante.

Los beneficios de la lactancia son particularmente importantes para las madres y los bebés después de una cesárea. Cuando el bebé se pega al pecho, se libera oxitocina que es la hormona responsable de que la leche salga de los pechos, pero también es la responsable de las contracciones de útero durante el parto. La succión temprana y frecuente del bebé en el pecho hará que el útero se contraiga evitando el sangrado excesivo y haciendo la recuperación de la madre más fácil. Amamantar al bebé después de una cesárea se convierte en algo extremadamente importante ya que ofrecerle el calostro y luego la leche madura fortalece el sistema inmunológico y lo ayuda a combatir y prevenir muchas de las posibles infecciones que se pueden adquirir por la estadía prolongada en el hospital.

A pesar de las barreras que presenta la cesárea para la lactancia la madre que ha tenido una cesárea puede amamantar a su bebé con éxito y muchas lo logran todos los días. Para iniciar la lactancia y lactar prolongadamente es importante educarse acerca del proceso, estar consciente de los mitos y trabas de los protocolos hospitalarios, insistir en el amamantamiento temprano y frecuente y buscar ayuda de algún experto a tiempo. Existen algunas estrategias para ayudarte a iniciar la lactancia después de una cesárea.

1. Si se tiene una cesárea previa, se debe discutir con el obstetra la posibilidad de tener un parto vaginal después de una cesárea (VBAC, por sus siglas en inglés). Con un parto vaginal la madre va a poder iniciar la lactancia más rápido y más fácilmente.

2. Si la cesárea está realmente indicada, se debe preferir el uso de anestesia regional, ya sea epidural o espinal, en vez de la anestesia general.

3. Se debe amamantar lo más temprano posible después del nacimiento del bebé. Si no ocurre ninguna complicación y el bebé se encuentra bien, se puede comenzar a lactar inmediatamente después de la cesárea en la misma sala de operaciones.

4. La madre debe tomar los medicamentos para el dolor siempre que los necesite. La mayoría de estos no afecta al bebé. Tomarlos inmediatamente después de lactar es mejor, así muy poca cantidad de la droga pasará a la leche. En cuanto a los antibióticos, casi todos se pueden usar, si se tiene dudas se puedes preguntar a un médico especialista en lactancia.

5. El bebé se debe amamantar frecuentemente y no limitar el tiempo que se le ofrece el pecho.

6. En el hospital se debe buscar ayuda de un educador en lactancia o un profesional de la salud especialista en lactancia que asista a la madre en la colocación correcta del bebé al pecho. Las primeras 24 horas puede amamantar colocándolo sobre su pecho o acostada de lado. Luego de que le permitan levantarse, puede lactar usando la posición de fútbol americano o de lado. Debe cubrir la herida con una almohadita o toalla para evitar que el bebé la lastime.

7. Evitar el uso innecesario de mamaderas artificiales y suplementos.

8. Realizar alojamiento en conjunto las 24 horas.

9. En el hospital, debe haber una persona acompañando a la madre todo el tiempo, sobre todo las primeras 48 horas. Puede ser el esposo, un familiar o una amiga. Así, el que la acompañe cuidará del bebé, cambiará sus pañales y la ayudará a colocarlo al pecho.

La mayoría de las mujeres, no esperaban tener a su bebé por medio de una cesárea, y se sienten frustradas y entristecidas. Esto es normal, pero amamantar a sus bebés les permitirá recuperarse más rápidamente, tanto física como emocionalmente. El amamantamiento les hará sentir que vuelven a tener control de la situación y que el hecho de haber tenido una cesárea no les priva de disfrutar completamente a sus bebés.

Referencias:

1. Childbirth connection. What every Pregnant Woman Needs to Know about Cesarean Section, 2nd revised edition. New York: Childbirth Connection, December 2006.

2. Declaración de Política Oficial – El Parto Vaginal Después de una Cesárea. Fundación Puertorriqueña para la Protección de la Maternidad y la Niñez – PROMANI. 2007. http://www.promani.org/politica_vbac.htm

3. Hamilton BE, Martin JA, Ventura SJ. Births: Preliminary data for 2007. National vital statistics reports, Web release; vol 57 no 12. Hyattsville, MD: National Center for Health Statistics. Released March 18, 2009.

4. Parrilla Rodríguez, A.M. Guía práctica para una lactancia exitosa. 2nd Ed. San Juan: Editorial Koiné. 2007.

5. Parrilla Rodríguez AM, Gorrín Peralta JJ, Dávila Torres RR. Conocimiento, las actitudes y las experiencias del embarazo y el parto en un grupo de madres puertorriqueñas con parto por cesárea. Revista Puertorriqueña de Salud Pública y Medicina 2008;10:16-24.

6. Pérez-Ríos N, Ramos-Valencia G, Ortiz AP. Cesarean Delivery as a Barrier for Breastfeeding Initiation: The Puerto Rican Experience. J Hum Lact 2008;24;293-302.

Dra.Parrilla.com – Boletín Informativo. Mayo 2009, http://www.draparrilla.com/boletin/Mayo2009.pdf

subir

 

 

TEMAS DE INTERÉS

Lactancia Materna: ¡Cumplamos los Diez Pasos!

Lactando a su Infante Durante una Emergencia

Enamorada de mi Bebé

Separación de los Padres Durante la Lactancia

Recomendaciones para el Manejo de la Leche Materna en Centros de Cuidado Diurno

Superando las Barreras para la Lactancia Después de una Cesárea  

Dando el Pecho Después del Año

Crianza y Apego

Las Caries Dentales Durante la Lactancia

La Sexualidad Durante la Lactancia

¿Qué tiene que ver el parto con el inicio de la lactancia?

Baja producción de leche materna

Introducción de alimentos sólidos en el bebé lactado

Lactancia Materna y Reflujo Gastroesofágico

Relactancia

Llanto del bebé

Lactancia Materna:  dos mujeres… dos historias…

Afiche: Tenemos derecho a lactar/mamar

Ana M. Parrilla, MD, MPH, FABM © 2011 draparrilla.com.

Creative Commons License
This work by Ana M. Parrilla-Rodríguez is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License