boletín informativo

pregúntale a la doctora políticas y legislación

inicio

conoce a la doctora recursos en línea   publicaciones     guía práctica
 

 

NOTICIAS Y EVENTOS

Grupos de Apoyo - Próximas fechas 2009

Guía práctica para una lactancia exitosa

Participa en el Blog de la Dra. Parrilla

  

¿Debo darle agua a mi bebé?

No. Los bebés que se alimentan al pecho exclusivamente no necesitan agua ni aun cuando hace calor. Lo que hacen entonces es pegarse más frecuentemente al pecho.

¿Debo darle fórmula a mi bebé?

La gran mayoría de las veces no es necesaria. Si tu bebé está ganando peso adecuadamente a razón de 1 onza diaria durante los primeros meses, NO es necesario suplementar con fórmula. La suplementación puede afectar la producción de leche y tener efectos adversos en el amamantamiento. Antes de darle cualquier suplemento a tu bebé, es importante que la pareja lactante (madre-bebé) tenga una evaluación formal por un profesional de la salud experto en lactancia. Esta evaluación debe incluir una observación directa del bebé pegado al pecho materno. Si se determina que realmente tu bebé necesita ser suplementado, esta suplementación debe ser con leche tuya extraída o leche humana donada antes de considerar el uso de fórmula.

¿Cuáles son las razones médicas para suplementar a mi bebé?

Según  las organizaciones de salud nacionales e internacionales existen muy pocas razones para que en el hospital o en las primeras semanas haya que recomendar que un bebé a término y sin complicaciones se le suplemente con leche artificial. Sin embargo, sí hay que reconocer que en situaciones muy especiales la suplementación pudiera estar indicada. Algunas de estas situaciones son:

·         bebés con muy bajo peso al nacer o prematuros ( < 37 semanas), y bebés que pesan menos de 1500g o quienes nacieron antes de las 32 semanas;

·         bebés con inmadurez severa con hipoglucemia severa que no mejoran con leche materna;

·         bebés de madres con enfermedad mental severa o enfermedad severa

·         niños con deficiencias metabólicas: galactosemia, fenilcetonuria y enfermedad de la orina jarabe de arce;

·         deshidratación severa;

·         bebés con una  pérdida de peso excesiva en las primeras semanas;

·         madres que toman medicamentos contraindicados;

·        madre VIH positivo (En Puerto Rico y en EE.UU., la recomendación del Centro de Control de Enfermedades [CDC, por sus siglas en inglés] es que las madres VIH+ no amamanten. Esta recomendación no es cónsona con la recomendación de la OMS para el resto del mundo.);

·         madres con verdaderos problemas de producción de leche debido a anormalidades anatómicas o interrupción de la lactancia y que no tengan  leche humana disponible.

 

La suplementación de estos bebés debe ser preferiblemente con leche materna extraída o leche materna donada, de esta no estar disponible entonces es que se debe considerar el uso de la leche artificial o fórmula. El método para dar la suplementación al bebé debe ser preferiblemente, el uso de un suplementador en el pecho materno.

  

 

 

TEMAS DE INTERÉS

Recomendaciones para el Manejo de la Leche Materna en Centros de Cuidado Diurno

Superando las Barreras para la Lactancia Después de una Cesárea  

Dando el Pecho Después del Año

Crianza y Apego

Las Caries Dentales Durante la Lactancia

La Sexualidad Durante la Lactancia

¿Qué tiene que ver el parto con el inicio de la lactancia?

Baja producción de leche materna

Introducción de alimentos sólidos en el bebé lactado

Lactancia Materna y Reflujo Gastroesofágico

Relactancia

Llanto del bebé

Lactancia Materna:  dos mujeres… dos historias…

Afiche: Tenemos derecho a lactar/mamar

Ana M. Parrilla, MD, MPH, FABM © 2007 draparrilla.com.