boletín informativo

pregúntale a la doctora políticas y legislación

inicio

conoce a la doctora recursos en línea   publicaciones     guía práctica
 

 

NOTICIAS Y EVENTOS

Grupos de Apoyo - Próximas fechas 2009

Guía práctica para una lactancia exitosa

Participa en el Blog de la Dra. Parrilla

  

 

¿Cómo sé que mi bebé tiene diarrea?

Más de 12 evacuaciones líquidas y mal olientes en un bebé que no se ve bien o que tenga fiebre, podría ser diarrea, por lo que debes consultar con el pediatra. Ahora bien, los bebés lactados pueden hacer hasta 12 evacuaciones blandas, aguadas, grumosas y esto no se considera diarrea, sino un patrón normal siempre y cuando todo lo demás este bien.

Mi bebé tiene reflujo gastroesofágico y llora mucho. ¿Qué puedo hacer?    

Los bebés con reflujo pueden ser un reto para cualquier mamá. El reflujo gastroesofágico ocurre cuando los ácidos del estómago suben hacia el esófago y causan dolor al bebé. Todos los bebés recién nacidos tienen un poco de reflujo, pero hay algunos en que los síntomas son más severos. Estos bebés tienen frecuentes episodios de llanto, vómitos o buches, irritabilidad después de alimentarse, se retuercen o arquean como si tuvieran dolor, catarros frecuentes y algunos presentan episodios de pulmonía. Muchas veces, durante estos episodios, están inconsolables y causa mucha frustración en los padres el no poder consolarlos.

Si estás amamantando a tu bebé debes saber que los estudios señalan que el reflujo es menos en los bebés lactados, y, cuando se presenta, los síntomas son menos severos. De hecho, debes continuar amamantando porque esto ayudará a tu bebé. Contrario a lo que se recomienda cuando se alimenta a un bebé con fórmula, los bebés amamantados que tienen reflujo deben dejarse en el pecho todo el tiempo que quieran. La onda peristáltica que se produce cuando se está amamantando, aún de un pecho vacío, evita que ocurra el reflujo.

 No es necesario sacarte leche y mezclarla con cereal, de hecho, puede afectar tu lactancia. Esto se hace con los bebés alimentados con fórmula para espesar la leche pero no es necesario en las/los bebés lactados porque la leche materna se digiere bien rápido.

Carga mucho a tu bebé en posición vertical, sobre todo después de alimentarlo, eleva su cunita unas pulgadas y si su pediatra le receta algún medicamento para aliviar los síntomas no vaciles en dárselo.

El reflujo es una condición que va desapareciendo durante los primeros seis meses de vida de tu bebé, ten paciencia. Descansa cuando tu bebé descansa y pide ayuda a tus familiares y amigos. Este periodo va a pasar y te sentirás muy feliz de haber podido ayudar a tu bebé a superarlo con tu amor y dedicación. Más información en Lactancia y Reflujo Gastroesofágico.

 

 

 

TEMAS DE INTERÉS

Recomendaciones para el Manejo de la Leche Materna en Centros de Cuidado Diurno

Superando las Barreras para la Lactancia Después de una Cesárea  

Dando el Pecho Después del Año

Crianza y Apego

Las Caries Dentales Durante la Lactancia

La Sexualidad Durante la Lactancia

¿Qué tiene que ver el parto con el inicio de la lactancia?

Baja producción de leche materna

Introducción de alimentos sólidos en el bebé lactado

Lactancia Materna y Reflujo Gastroesofágico

Relactancia

Llanto del bebé

Lactancia Materna:  dos mujeres… dos historias…

Afiche: Tenemos derecho a lactar/mamar

 

Ana M. Parrilla, MD, MPH, FABM © 2007 draparrilla.com.